Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

Las ventajas y las desventajas del teletrabajo.


La actividad en casa aumenta la productividad y la conciliación, pero también dificulta la desconexión.
Vivimos tiempos difíciles en los que el teletrabajo se ha convertido, de forma brusca, en un medio de vida distinto del habitual. El trabajo desde casa representa en la actualidad un modelo de futuro y, aunque las resistencias para implementarlo por parte de algunas organizaciones han sido muy intensas, la experiencia ha sido en general positiva y parece que ha venido para quedarse. Muchas de las personas que teletrabajan comparten responsabilidades familiares, lo que convierte su forma de trabajar en una jornada sin descanso. Es por ello que resulta importante establecer ciertas fronteras, que separen claramente el tiempo de trabajo y el de descanso.

Esta nueva modalidad de trabajar en el hogar permite realizar la función profesional desde otro prisma, contando con el material técnico necesario para ello y estando en comunicación directa con la empresa a través del teléfono o el correo electrónico. No obstante, esto puede generar un estrés mayor si no se sabe gestionar adecuadamente, por lo que la implantación de esta opción del teletrabajo debe ser gradual y con organización adecuada para evitar un caos. Pensar que el teletrabajo diario no genera estrés es totalmente falso; gestionar los riesgos psicosociales así como los ergonómicos que pueden existir en los hogares debería ser también una preocupación de riesgos laborales. Si las cosas se hacen bien, se planifican, se organizan, puede ser muy rentable el trabajo a distancia, con los medios tecnológicos adecuados.
Hoy más que nunca usamos la tecnología para conectarnos y trabajar. Pero la avalancha diaria de correos, reuniones por Zoom y alertas de Slack están empeorando nuestra concentración y productividad. Algunos expertos ya hablan de sobrecarga digital y de pérdida de tiempo y atención en interacciones relativamente poco importantes. Para tener una cultura digital más productiva, los líderes pueden reducir la cantidad de reuniones, establecer políticas claras de comunicación, aconsejar que los empleados desactiven las notificaciones y priorizar las pausas para recargar energías lejos de las pantallas.
Ventajas del teletrabajo
Conciliación. Es una fórmula eficaz para equilibrar con éxito la vida en el trabajo y la felicidad personal, al tener un mayor nivel de libertad.
Ahorro. Se evitan comidas fuera de casa o el coste de transporte urbano o de gasolina. También supone un ahorro para la empresa, que ve cómo se reducen sus gastos asociados al trabajo presencial como luz, agua o aire acondicionado.
Autonomía. Es quizá la ventaja más evidente: la libertad para organizar el tiempo que se dedica al trabajo aumenta, lo que conlleva disponer de más margen para disfrutar de otras facetas de la vida.
Sin necesidad de fichar. El presentismo ridículo, ese vicio tan extendido en la empresa española que supone estar en el puesto de trabajo sin realizar actividad productiva, se reduce a la mínima expresión con el teletrabajo. También se reduce el absentismo laboral, otro mal muy extendido en nuestra sociedad.
Flexibilidad. Se pueden utilizar formas mixtas de trabajar, como por ejemplo, iniciar la jornada laboral en casa y desplazarse al puesto de trabajo en horarios en los que el tráfico está menos congestionado.
Productividad. El ahorro en desplazamientos, en atascos o en las horas del café aumenta la productividad, sobre todo si el trabajo a distancia se estructura con sentido. Tener objetivos claros aumenta el rendimiento.
Reduce contagios. Ante la pandemia global que estamos sufriendo, el teletrabajo es una manera de evitar contagios colectivos.
Atracción de talento. Facilitar el trabajo a distancia hará que el puesto de trabajo sea más valorado y puede conseguir que gente que difícilmente trabajaría en la empresa, por ejemplo, porque reside en una población lejana al centro laboral, lo haga. Además, la modalidad a distancia fideliza a los profesionales más exigentes que valoran esta forma de colaboración como un ingrediente que mejora su calidad de vida.
Creatividad. Al estar en un estado de confort, aumenta la creatividad del trabajador.
Desventajas del teletrabajo
Dificultad para desconectar. Juntar en un mismo espacio la vida personal y la laboral puede dificultar la separación entre lo uno y lo otro. Por eso, y para no caer en la esclavitud permanente, es conveniente tener un lugar determinado dentro de la casa para trabajar, como una mini oficina, y marcarse unos horarios e intentar respetarlos.
Caída del rendimiento laboral. Según las características de la actividad, el control de la cantidad y calidad del trabajo puede ser difícil de llevar a cabo, por lo que la productividad podrá descender.
Desconexión. Al trabajar a distancia, el empleado puede sentirse ajeno al equipo, incluso tener un menor conocimiento de los objetivos del negocio. Para evitarlo, hay que ser imaginativo y hacer videoconferencias o abrir grupos de WhatsApp para intentar mantener la comunicación con el equipo.
Aislamiento. La falta de ese ambiente de trabajo y de la relación con otros compañeros puede provocar que el trabajador se acabe excluyendo y sintiéndose demasiado solo, razón por la que el contacto humano sigue resultando fundamental.
Pérdida de la confidencialidad. Es uno de los grandes problemas y retos de las empresas actualmente, puesto que los ciberataques continúan siendo uno de los grandes riesgos a los que se tienen que enfrentar las compañías. Muchos trabajos de algunas de las funciones que realizan los empleados, gestionadas desde fuera de la oficina, pueden poner en riesgo la confidencialidad de la compañía sin estrictas medidas de seguridad.
Fatiga y estrés visual. Aparece cuando los ojos tienen que ver en condiciones de poca o mucha luz y, también, cuando tienen que enfocar durante mucho tiempo para ver, por ejemplo, textos, vídeos o imágenes en un smartphone. El Síndrome Visual Informático (SVI) es una patología visual de reciente aparición que afecta a una de cada siete personas, que suele aparecer en forma de ojos rojos, secos, cansados, dolores de cabeza… Desde el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral de Estados Unidos advierten de que usar ordenador tres o más horas al día aumenta las probabilidades de que dicho trastorno aparezca.
Alteración de los ritmos circadianos. Las pantallas emiten luz azul-violeta para que se pueda ver incluso en las horas más soleadas del día. Pero, por la noche, el cerebro se confunde con esta luz, tan intensa como la solar, reduciendo la producción de melatonina, la hormona que marca la hora de ir a dormir.
📌 Trabajar desde casa no te obliga a estar disponible a cualquier hora
📌 Trabajar desde casa no te obliga a invertir en trabajo el tiempo que antes perdías yendo a la oficina.
📌 Trabajar desde casa es una oportunidad para utilizar slack o herramientas de trabajo, no estar cortando el flujo de trabajo con llamadas cada 30 minutos.
📌 Trabajar desde casa también tiene un coste de internet, mobiliario y otras necesidades.
Los cambios están para aprovecharlos, no para desmotivar y no aprovechar el talento de la gente. Cuidar a tus empleados es sinónimo de productividad y éxito.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: