Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

La falta de mano de obra calificada en América Latina.


TRANSICION Y REINSERCION LABORAL DEL EMPLEO A LA EMPLEABILIDAD, DE LA EMPLEABILIDAD AL TRABAJO.

Reflexión de 

Lic. Claudio M. Flores
Director de Agein Consultora en Recursos Humanos

imagesEl título de la nota pareciera, o se quiere parecer, a un trabalenguas, y hasta se acerca bastante a una jitánfora, pero lamentablemente refleja una realidad que golpea duro ante la perpleja mirada de quienes deben enfrentarse a la reinserción laboral.

Pareciera ser que los momentos laborales, en nuestro país, se reiteran cíclicamente, y cada tanto pasamos de la gloria artificial al ocaso real.
Basta con observar la evolución de los índices de desempleo a través de los años, para darse cuanta que hemos pasado varias veces de tasas de empleo aceptables a tasas de desempleo récords.

A esa cambiante y contrastante demanda de mano de obra, se le debe sumar la evolución y transformación que han tenido los puestos de trabajo y los perfiles requeridos para cubrirlos.

Mas allá de analizar o querer interpretar el impacto de las economías globales, abiertas, cerradas, etc. sobre la oferta y demanda de mano de obra, sea esta calificada o no, trataremos de bucear sobre las posibilidades de reinserción laboral para distintos tipos de perfiles, provenientes de variados estratos sociales y/o grupos etareos.

Mano de obra no calificada:

Lo que comúnmente e históricamente llamábamos mano de obra no calificada, se ha transformado en una especie en extinción, dado que muchas de las más elementales labores que se debían realizar en los distintos ámbitos laborales, han sido severamente afectadas por los “avances tecnológicos”.

Hoy en día muchas de las llamadas tareas para mano de obra no calificada, requieren formación y entrenamiento especializado, lo cual a transformado a la tarea en calificada.

Esto último no sería relevante si la educación y capacitación acompañara tales procesos de avances, pero sabemos que no es así.
La antropotécnología es un concepto que la competitividad combate a muerte, y esta es una realidad que se presenta como muy difícil de torcer.

Esta situación hace que la escasa oferta de mano de obra, solo llegue a cubrir las necesidades de una minoría, excluyendo del empleo al resto.

Mano de obra calificada:

Si incluimos en este grupo a niveles de analistas/especialistas hasta ejecutivos, podremos observar que las situaciones económicas cíclicas y los snobismos y modas temporales han afectado gravemente a esta clase de trabajadores.

Las últimas décadas han exigido, para estos puestos, perfiles con competencias diversas, y sustentadas en acreditación de educación formal del mas alto nivel. Y como si esta fuera poco, en un país de habla hispana, de fuerte intercambio comercial con países también de habla hispana y/o portuguesa, una de las características excluyente para las más diversas posiciones y tipos de empresas es, ser bilingüe de castellano – ingles; No hablamos de tener conocimientos, sino de ser “bilingüe”.

Completando la saga de exigencias que el mercado laboral impone a quienes pretendan estar incluidos en posiciones calificadas, un viejo estigma en nuestro país, aflora cada vez nos encontramos ante situaciones económicas extremas – LA EDAD.

Basta con observar los pedidos de mano de obra calificada para ver que por largos períodos, dicha mano de obra solo puede ser cubierta por quienes no han cruzado la barrera de los 40/45 años de edad. Sabemos que existen excepciones, pero podríamos acordar que esto es casi una regla.

Ahora bien, tratemos de hacer un pequeño análisis sobre este punto:

Tengamos en cuenta que se trata de posiciones seniors y/o ejecutivas.
1. Edad promedio de culminación de estudios secundarios. 18 años
2. Curso de carrera universitaria (incluyendo cursos de ingreso) + 6 años
3. Cursos – posgrados o masters + 3 años
4. Experiencia en puestos de trabajo + 5 años
Total 33 años

O sea que en el mejor de los casos la vida laboral útil de quienes han invertido alrededor de 30 años de formación y capacitación podría llegar a ser de entre 7 y 12 años.

El análisis puede parecer exageradamente duro, pero díganme Uds., ¿cuántos se sienten identificados con esta realidad?

Aspectos que la realidad no toma en cuenta:

1. La existencia de mano de obra no calificada no ocupada genera situaciones sociales conflictivas, además de impactar en el consumo interno, y fomentar nuevas y más numerosas generaciones de mano de obra no calificada, producto de no poder acceder a educación y capacitación acorde con la evolución tecnológica y de conocimientos.

2. En la era del conocimiento – no puedo dejar de citar al Sr. Peter Drucker -, y sabiendo que este se logra a través de un entrenamiento constante y nutrido, de formación y experiencias, como es que desechamos a quienes han alcanzado un nivel de expertise elevado, por el hecho de haber alcanzado cierta edad o no dominar una lengua, que en la mayoría de los casos no se utiliza en la práctica laboral diaria – y sobre este punto merecemos sincerarnos y dejar de lado snobismos -.

3. ¿En que quedaron los consejos de ancianos que guiaban a civilizaciones enteras?

4. ¿Cómo se trata, en los países desarrollados y avanzados, a la gente formada y con experiencia?

5. ¿Nos habremos olvidado que la ventaja competitiva de las organizaciones son sus recursos humanos?

6. ¿Se nos habrá pasado por alto que imperios económicos y de gran trayectoria han perecido, o han visto complicado sus resultados, por la gestión de su gente?

7. La lista de interrogantes sigue.

Ahora bien,

La realidad es la realidad, aunque la expresión parezca una perogrullada quiere significar el hecho de que el hombre común tiene muy pocas alternativas de torcerla, pero pueden tener muchas otras para adaptarse y sobrevivirla.

Creo que es hora de que le dediquemos unas líneas a tratar de definir los conceptos que titulan esta nota.

Entendemos por Empleo, toda actividad desarrollada dentro del marco legal de la relación de dependencia, en cualquiera de sus formas. Para ajustar aún mas esta definición, podríamos decir que se trata de aquellos trabajos que permiten al empleado una estabilidad relativa, percibiendo ingresos regulares y contención en materia de seguridad social y previsional.

La Empleabilidad, refiere especialmente a la adaptación permanente del perfil laboral personal, a los cambios y exigencias que provienen y/o demandan las ofertas laborales.

En cuanto al trabajo, no nos referiremos a las innumerables definiciones etimológicas, filosóficas, económicas o políticas, sino que diremos que el mismo es, hoy en día mas que nunca, toda actividad laboral que permita generar ingresos. La característica especial tiene que ver con la irregularidad en los ingresos, la temporalidad de las labores y el auto sustento de contención en materia de seguridad social y previsional.
Definidos estos conceptos podemos introducirnos en el fenómeno de pasar del empleo al trabajo, y que se ha presentado a comienzos de este siglo y que va caracterizando el panorama laboral en nuestro país.
Para hacer una observación cronológica de la manifestación empírica de estas definiciones podríamos decir que la segunda mitad del siglo XX (con la excepción de la última década del mismo) estuvo caracterizada por el desarrollo del EMPLEO.

Luego la globalización y la trans-nacionalización de empresas, las fusiones y adquisiciones, las privatizaciones, la competitividad y el escenario turbulento que significaba el entorno de las organizaciones, demandaban procesos de adaptación constantes y vertiginosos, lo cual obligaba a la mano de obra , a mantenerse permanentemente capacitado y actualizado, lo cual podía permitirle ser EMPLEABLE.
La debacle económica que marcó y marca el comienzo de este siglo nos trajo aparejado un violento desempleo, violento por lo rápido y cuantioso. Esta gran falta de oferta de trabajo ha generado acciones muy diversas, que van desde la emigración hasta el cuenta-propismo, pasando actividades laborales temporales en el campo de los servicios. Esta última etapa es la que se caracteriza por el desarrollo del TRABAJO.

Esta última modalidad que se manifiesta en la realidad, es a la que debemos prestarle atención, dado que es la alternativa para afrontar el desempleo, y la que nos permitirá generar ingresos y mantenernos actualizados a efectos de no perder la empleabilidad.
En el caso de mano de obra no calificada, esta modalidad de empleo por trabajo se da en la posibilidad de realizar tareas de servicios temporarios en diferentes tipos de organizaciones (empresas, comercios, instituciones publicas, etc.)

Claro está que las características de esta nueva modalidad de emplearse expone a dichos trabajadores ante la figura de empleo y/o actividades no registradas.

Otra forma de reemplazar el empleo se ha manifestado en actividades independientes de diferentes características, algunas de ellas con connotaciones de tipo social (Ej. Cartoneros, etc.).
639x360_1345169883_empleos brasilRespecto a la mano de obra calificada, y con independencia de todos aquellos que se han inclinado hacia la emigración o bien a la actividad independiente, han proliferado las contrataciones a plazo fijo de especialistas y ejecutivos de distintas ramas de especialidad.
Muchos de ellos contratados como consultores otros como dependientes temporales, y muchos otros han sido recibidos por el áreaeducativa y de capacitación.

Aquí encontramos profesionales provenientes de la administración, las finanzas, los recursos humanos, comerciales, industriales, etc.

El panorama, quienes posean formación, trayectoria y experiencia podrán reemplazar sus antiguos empleos por trabajo, lo cual les demandará mayor proactividad en la búsqueda, la cual deberá ser constante. Además de agudizar el ingenio en la oferta de servicios diferenciales y profundizar el conocimiento y aplicación de herramientas de marketing, tanto en lo comercial como en lo personal.

Quienes poseen experiencia en tareas de mano de obra no calificadas, ofertarán sus servicios temporales y bucearán por nichos en el mercado de servicios, tanto para organizaciones como para particulares. Habrá una reorientación hacia antiguos oficios y la artesanalidad.

La gran incógnita es el futuro de los jóvenes que intentan e intentarán insertarse en el mercado laboral, pero esto merece un análisis particular y especial.

Lic. Claudio M. Flores
Administración de Personal
USAL

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: