Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

Aspiradoras de energía.


Aspiradoras de energía

Hay personas que cargan de buena onda con su mera presencia. Son los que saludan en el ascensor y ya iluminan la mañana. Vienen con esa cuota de optimismo incorporado que es capaz de levantar a un muerto. Y están los que con solo respirar lo cargan a uno con una mochila de piedras sobre el lomo: los llamo aspiradoras de energía.

Las aspiradoras de energía no distinguen género. Tampoco se venden en las casas de electrodomésticos porque nadie las quiere ni en oferta. Son esos especímenes que uno ve doblar la esquina y provocan una necesidad de salir corriendo que otra que Usain Bolt. Son seres tóxicos que soplan la buena onda y aspiran las ganas de vivir. Ejemplos huelgan; he aquí algunos:

– El vecino portador de cara de culo: protesta por todo: si hay humedad, si hay sol, si hace frío. No hay clima que le venga bien ni nada que le caiga en gracia, menos aún en cuestiones vecinales. Esta aspiradora de energía suele tener asistencia perfecta a las reuniones de consorcio en las que se regodea objetando toda inquietud noble y criticando a todos por igual, propietarios e inquilinos.

– El amigo mala onda: es ese que todos alguna vez hemos cargado sobre nuestros hombros porque es buena gente pero nos seca cual planta al sol de mediodía. Antes de sentarse a tomar un café con él, uno tiene que meditar durante hora y media para no mandarlo al lugar de su nacimiento. Su discurso es un rosario de lamentos sobre su vida y sus circunstancias, cuando no un interminable catálogo de descalificaciones a conocidos y desconocidos. Evaluar tenerlo lejos y verlo esporádicamente es una buena forma de preservar el equilibrio.

– El eterno solicitante de ayuda: ¿quién no ha tenido o tiene un compañero de trabajo – o de vida – que siempre necesita “asistencia”?. Muchas veces se da, sobre todo en el género femenino, la asunción del rol de “pobrecita”, ideal para generar la inmediata solidaridad masculina. Los pedidores de ayuda crónicos aspiran la energía ajena porque hacen que todo lo que uno les brinde parezca poco.

– El quejoso en el ámbito que sea: su discurso es una letanía. Se queja de todo. De todos. Todo el tiempo. No encuentra nada positivo en nada porque sin la queja su vida carecería de sentido.

– El que tira para abajo: siempre tiene un pronóstico agorero cualquiera sea el proyecto que uno le cuente. En su haber y en su discurso hay un 98 por ciento de “contras” y un 2 por ciento de “pros”. En el fondo, se alegra cuando a uno le va como el traste porque de ese modo ratifica que no es el único al que le va mal. Lo que no quiere ver es que si a él le va horrible es, sobre todo, por su mala onda.

Anuncios

2 comentarios

  1. Reblogged this on " Una Voz en el Silencio ".

Trackbacks

  1. Latino » Blog Archive » Aspiradoras de energía.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: