Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

La hospitalidad .


rhemhospitalidade-solidariedade2 La hospitalidad es una virtud o cualidad que consiste en tratar bien, con amabilidad, al prójimo. El término, cuyo origen se halla en el latínhospitalitas, contempla la asistencia y la atención de todo aquel que necesita algo.

Por ejemplo: “El cantante agradeció la hospitalidad de sus admiradores, quienes hicieron que se sintiera como en su casa”“¿Cómo vas a dejar que tu primo duerma en la calle? ¿Dónde está tu hospitalidad?”“Gracias por la cena y por tu hospitalidad, Clara”.

En la antigüedad, la hospitalidad era una de las virtudes más valoradas. Por eso las personas consideraban que era un deber o una obligación ser amable con los desconocidos, los viajeros o las personas extranjeras.

En ciertas culturas árabes y orientales aún se mantiene la importancia de la hospitalidad, a diferencia de lo que ocurre en las sociedades occidentales, donde las muestras desinteresadas de caridad son más comunes en el campo y los pequeños pueblos. La complejidad del mundo moderno, de todas maneras, hace que la hospitalidad suela canalizarse a través de entidades u organizaciones no gubernamentales.

Cuando la hospitalidad se convierte en delito

En países donde la situación económica y social dificulta la vida y el desarrollo de sus habitantes, muchos optan por emigrar. España es el destino elegido de muchas personas, sobre todo latinoamericanas, que buscan mejores condiciones laborales, más oportunidades y seguridad, entre otras cosas. Sin embargo, es de público conocimiento que para ingresar en un país es necesario reunir ciertos requisitos, que podemos resumir en tener una visa o haber heredado la ciudadanía correspondiente.

De no cumplir con estas reglas, en general la persona extranjera es deportada a su lugar de origen. Pero también suelen imponerse sanciones a los lugareños que contribuyan de alguna manera con su permanencia mientras no cuente con los papeles requeridos. En el caso de España, esta pena alcanzó los 10.000 euros, generando una resonada protesta en el año 2009, a través de la plataforma “Salvemos la Hospitalidad”.

El miedo a la hospitalidad

Otro factor enemigo de la hospitalidad es la sensación de inseguridad que se da, sobre todo en las ciudades. Dado el alto porcentaje de criminalidad y su tendencia creciente en las grandes metrópolis, como ser Madrid y Nueva York, es común que las personas sientan miedo de los desconocidos. Las repercusiones de esta epidemia se aprecian, no sólo cuando alguien no ofrece alojamiento a quien lo necesita, sino en casos terribles en que se niega asistencia a un herido, por no saber si se trata de una puesta en escena para un atraco.

La hospitalidad a menudo es asociada con la empatía y la compasión, dos cualidades que escasean cada día más en nuestras aceleradas vidas. Muchas veces impulsados por creencias que les han sido inculcadas por sus padres, los niños agreden física y psicológicamente a sus compañeros de escuela, provocando muchas veces daños irreparables, que acaban en el suicidio. Los defectos físicos, la homosexualidad, dificultades en el aprendizaje, son algunos de los objetivos deburlas y humillaciones en infinidad de centros educativos. Esto es la antítesis de la hospitalidad, y muchas veces quienes la ejecutan no creen en sus actos, pero temen las consecuencias de la desobediencia

 

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Buenas tardes!

    Primero decirte que me gustó leer tu reflexión y como interconectas todo.

    “España es el destino elegido de muchas personas, sobre todo latinoamericanas, que buscan mejores condiciones laborales, más oportunidades y seguridad, entre otras cosas.”

    Esto ya no es tanto así. Muchos latinoamericanos han regresado a sus países de origen como consecuencia de la crisis (que incluye falta de trabajo y precisamente tambien cosas como malas condiciones laborales, que afectan igualmente a los mismos españoles) y unos cuantos españoles están ahora buscando trabajo en otros países de Europa y en América Latina (donde la hospitalidad es, por suerte, todavía bastante más común que en Europa).

    Luego, a pesar de la ‘complejidad del mundo moderno’, la ‘hospitalidad’ en forma de ayuda social institucional que se canaliza a través de entidades estatales u las ONG puede tener la ventaja de ser menos arbitraria que la ‘caridad’. Pues esto pienso yo ;-).
    Es decir, es más probable que una persona ‘socialmente rechazada’ reciba su merecida porción de ayuda de una entidad estatal o una ONG por tener ‘derecho a ella’ que si dependiera de la ‘caridad’ o de la voluntad de una determinada comunidad, que se basa, a menudo, en juicios de valor (sean religiosos o de otro tipo) mezclados con uno que otro prejuicio.

    Uffff, pienso que siempre ha habido excluidos, tambien cuando eramos ‘más hospitalarios’, no me atrevo idealizar demasiado al pasado, pero estoy de acuerdo con que deberíamos fomentar más la empatía, tambien en los pequeños.

    Ah, tambien quiero decir que a mi la gente de Madrid me parece una de las más hospitalarias, sobre todo si se trata de capitales… Gente súperamable y no soy madrileña 🙂

    Un saludo!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: