Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

Sueños y fantasía.


Sueños y fantasía.

Tener una mentalidad positiva es importante para superar problemas. Los sueños nos motivan a luchar, ¿entonces hacer castillos en el aire es positivo o contraproducente?

Sueños y fantasía

Aunque ambas palabras se pueden confundir hay matices que las diferencian.

Un sueño puede ser un objetivo si la persona trabaja para lograrlo, una fantasía puede ser solo un pensamiento pero que no  lleva a la acción. J.K Rowling, Michel Jordan, Walt Disney son ejemplos de cómo los sueños y la perseverancia en el trabajo son importantes para lograr el éxito, a pesar de las dificultades.

Castillos en el aire, la investigación

Tener sueños o fantasías sobre lo que nos gustaría que sucediera es común, todos los tenemos. Sin embargo los psicólogos han descubierto que soñar  con el éxito futuro (sin actuar, sin esforzarse por), puede ser contraproducente. Entre otras cosas porque la persona vive , sueña y sueña pero en realidad no actúa.

El pensamiento positivo sobre el futuro es beneficioso pero también nos puede llevar a crearnos “películas mentales” que en realidad nos llevan a perder el tiempo que podríamos dedicar a algo útil. Esta investigación la llevaron a cabo Oettingen y Mayer (2002).

Fantasía versus expectativas

Los investigadores querían ver cómo la gente se enfrentaba a cuatro retos distintos que puede surgir a lo largo de la vida. Conseguir trabajo, encontrar un socio, aprobar un examen y someterse a una operación quirúrgica.

A través de estos cuatro retos los investigadores examinaron cómo piensa la gente ante estas cuatro situaciones vitales. Los participantes valoraban en una escala sus expectativas positivas sobre cada situación. De esta forma los investigadores tenían datos para medir  la relación entre fantasías y expectativas positivas de los participantes.

La diferencia entre sueños y expectativas es importante. Las expectativas se basan en la experiencias pasadas, se construyen sobre bases sólidas. Uno cree que podrá salir airoso de un examen porque ha estudiado y en el pasado logró aprobar exámenes haciendo lo mismo.

Sin embargo las fantasías implican imaginar algo que esperamos que suceda en el futuro pero que en ese momento recreamos, se construyen reamente en el aire. Y según esta investigación aquí reside el problema.

Los investigadores encontraron que cuando se trata de encontrar un trabajo o encontrar pareja. Aprobar un examen, conseguir un socio, someterse a una operación. Los que pasaron más tiempo entretenidos con fantasías o castillos en el aire lograron peor resultado que los que no evidenciaban tener estas fantasías positivas.

¿Por qué pueden ser peligrosas las fantasías positivas si no se acompañan de acción?

–    Precisamente por eso, porque si las fantasías o sueños solo son pensamientos sin acción, lo que hacen es sumirnos en una ficción mental, pensamientos que nos resultan placenteros pero que solo están en nuestra imaginación. Si no hacemos nada para lograrlos es difícil que sucedan.

Los investigadores constataron por ejemplo en el caso de conseguir trabajo los que tenían  muchas fantasías positivas con respecto al tema:

–    Habían buscado menos,  habían mandado menos currículums, o se habían movido menos a la hora de encontrar trabajo

–    Como consecuencia tenían menos opciones de encontrarlo. Caso de que lo encontraran los salarios eran más bajos

Sin embargo los participantes que habían tenido pensamientos sobre el futuro más negativos fueron más propensos a alcanzar sus metas. Estos resultados se observaron en las cuatro condiciones (superar exámenes, encontrar trabajo, socio etcétera)

–   Nuestro cerebro es tan brillante que es capaz de imaginar situaciones con todo lujo de detalles. Nos las creemos, las vivimos como reales y sin embargo solo son una simulación. Si soñar nos lleva a motivarnos estamos en la buena dirección, si soñar nos lleva a creer que lo que queremos “sucederá” como por arte de magia…, nos pasará como en el el cuento de la lechera.

El cuento de la lechera

Esta fábula se atribuye a Esopo personaje enigmático ya que no se sabe si realmente existió, los datos sobre su biografía son contradictorios pero parece lo sitúan en el año 600 antes de Cristo. Lo que no es contradictorio sino muy real es el mensaje de la fábula.

La fábula nos relata los pensamientos o castillos en el aire de la lechera, que llevaba en su cabeza un cubo de leche. Pensaba que como la leche era muy buena lograría nata y de la nata mantequilla que vendería a buen precio en el mercado. Con ese dinero, (que aún no tenía) se compraría un canasto de huevos y en pocos días tendría la granja llena de pollitos.

Luego cuando esos pollitos (que aún no tenía) crezcan los vendería a buen precio de nuevo en el mercado y con ese dinero ella se compraría un precioso vestido verde con un gran lazo a la cintura. Pensaba la lechera que se vería tan hermosa que las otras mozas del pueblo la envidiarían y el hijo del molinero quería bailar con ella. La lechera seguía fantaseando y pensaba, no bailaré con él la primera vez que me lo pida, le diré que no con la cabeza, dicho y hecho porque comenzó a menear la cabeza diciendo “no”, el cubo de leche se le calló y se quedo sin leche, sin nata, sin mantequilla, sin pollitos…y sin sueños.

Construir castillos en el aire| fantasear

Anuncios

1 comentario

    Trackbacks

    1. Latino » Blog Archive » Sueños y fantasía.

    Responder

    Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: